• ¡Gana dinero participando activamente en nuestra comunidad! $$$ USD
  • Que esperas, el Registro es gratuito, somos muchos usuarios activos

De mercader a exitoso vendedor de artículos online mi historia de éxito

WooMath

Nuevo
Hola, colegas. Después de pensarlo por mucho tiempo, quiero compartir con ustedes mi historia de cómo pasé de vender frutas y verduras en el mercado de mi pueblo para sostenerme, a contar con un negocio online que me deja miles de euros cada año.

Muchos de ustedes tal vez no den crédito a mis palabras, pero simplemente deseo motivar a todos los que están empezando con un negocio online, a que, a pesar de los fracasos, no se den por vencidos. Estoy totalmente seguro que el futuro se encuentra en el entorno en línea.

Recuerdo cuando 150 euros al mes eran muchísimo dinero para mí, lo que no está nada mal vendiendo en un puesto de la plaza. Sin embargo, no era el sueño de mi vida hacer esto, quería más, así que "aproveché la llegada del invierno" y comencé a trabajar como Agente Comercial en un Empresa de TV, Internet y Telefonía muy conocida.

Al principio, todo marchó muy bien, pero más allá de todo eso, el trabajo en realidad consistía en tomar contratos vacíos en una carpeta, recorrer ciertos barrios, llamar a las puertas de los inquilinos sin previo aviso y convencerlos de firmar.

También recuerdo lo “felices” que las familias se ponían cuando alguien extraño llegaba a su casa para que hacerlos cambiar de compañía de TV o teléfono.

Sin embargo hubo algo bueno, superé mi zona de confort. Y es que no era para nada fácil tocar las primeras puertas, y convencer a los clientes. En suma, mejoré mis habilidades como vendedor.

Pronto me di cuenta de que más allá de la imagen "hermosa", me estaba yendo mucho peor que cuando vendía en el mercado y era un pequeño emprendedor.

Estaba claro, el deseo de convertirme en emprendedor era demasiado fuerte y al mismo tiempo buscaba un "negocio" mucho mejor. Por lo que, después de un par de meses, decidí renunciar y comencé a buscar métodos y soluciones para lograrlo.​

Mi primer negocio rentable​

Estando muy atento a mi alrededor a las oportunidades que pudieran surgir, en el verano de 2013 un amigo me habló de un amigo suyo que se estaba preparando para abrir un negocio.

Era una tienda de repuestos para automóviles, buscaba repuestos para automóviles en su computadora, los ordenaba y vendía en su ciudad con una adición adicional. De hecho, no necesariamente necesitaba demasiado stock de productos, simplemente usaba su computadora, junto con sus conocimientos de mecánica de automóviles y conocimientos relacionados al operar los programas de identificación de autopartes.

Además del hecho de que me pareció muy interesante, también me di cuenta de que mis conocimientos acerca de automóviles era prácticamente nulo. Y, para colmo, tampoco estaba acostumbrado a usar la computadora buena parte del día.

Me di cuenta de que mis ventajas competitivas eran prácticamente inexistentes, por lo que me ofrecí a trabajar GRATIS para esta Start-UP, con el fin de adquirir la experiencia necesaria y desarrollar las habilidades que faltaban. Sí, puede parecer loco el trabajar de forma gratuita; pero también es cierto que el conocimiento puede valer oro, literalmente.

Así, después de unos meses de conocer más sobre mecánica de autos (motor, refacciones, productos de higiene y mantenimiento, etc.) hice todo lo posible para aprovechar esta oportunidad. Entonces, hice algo que, si bien no funcionó, no me arrepiento de ello: Cojí prestado dinero de donde me fue posible (un poco de un amigo, un poco de mis ahorros personales y otro tanto de mi familia) y me convertí en socio y administrador de este negocio a fines de 2013. De hecho, al principio me fue tan bien que decidí comprar la empresa en su totalidad.

En el año siguiente, 2014, conseguí algo que para mí ya era una maravilla, un auténtico sueño. logré triplicar la facturación, y en dos años más la quintupliqué. El negocio comenzó a mejorar cada vez más, por lo que finalmente pude pagar algunas de las cosas que quería, como mudarme a un distrito residencial (en este mismo año nació mi primer hijo), y pude comprarme un nuevo auto; es cierto, no de lujo, pero era nuevo y era mío. Y, por último, pero no menos importante, me permití viajar con bastante frecuencia, algo que siempre había querido.​

La primera interacción con un negocio online​

Siguiendo el mercado global, varios mentores y leyendo todo lo que pude sobre el espíritu empresarial y los negocios, me convencí de que el entorno online ya era (y sigue siendo a día de hoy) el futuro del mercado.

También era exactamente el modelo de negocio que quería, así que a principios de 2016, lancé mi propia tienda online, donde vendía productos de marcas reconocidas en la industria del automóvil.

Yo y mi equipo (sí, ya contaba con un equipo), creamos un nuevo negocio, un nuevo espacio, invertimos en logística y la infraestructura necesaria, branding y absolutamente todo lo que creíamos necesario.

Y, aunque la verdad los productos eran muy conocidos y buscados, el mercado no estaba listo para comprarlos en línea, ya que las personas podía encontrar los productos muy fácilmente en las tiendas físicas.

Para mi desgracia, al no tener los conocimientos suficientes, perdí dinero en todas partes, desde la creación y lanzamiento de la tienda online, hasta su promoción y mil cosas más de las que simplemente no tenía ni idea.

En resumen, mi nuevo emprendimiento terminó por ser un fracaso. Perdí mucho dinero y terminé por regresar al mismo punto. Me sentía bastante desanimado. Me deprimí y no quería saber de absolutamente nada que tuviera que ver con mi negocio.​

Mi negocio online en Amazon​

Sin embargo, tenía una familia por quién luchar, así que, después de algunos años de replantearme la idea de un negocio online; finalmente, en junio de 2017, buscando varias formas de ganar dinero en línea, encontré un anuncio de un curso que prometía enseñarme cómo ganar dinero en línea vendiendo productos físicos en Amazon. Básicamente, un método de dropshipping en el que traía productos de China y venderlos bajo mi propia marca.

Entonces, me inscribí en el curso, convencí a un amigo de que se uniera a mí para tener suficiente capital, y en unos meses tuve mi negocio en línea, vendiendo en Amazon.

Al parecer, esta vez, había llegado mi momento. Fue en el dropshipping que encontré el mejor modelo de negocio para mi caso (que, hay que decirlo, puede no ser el mejor modelo de negocio para todos). Desde el primer mes tuve buenas mentas, y en el primer año mi negocio creció exponencialmente. Incluso, me comencé a plantear la idea de contar con mi propia maca y mis propios productos; cosa que, a día de hoy, ya se ha vuelto una realidad.

Hoy en día he conseguido, en promedio, vender más de 5,000 euros cada mes; y estoy pensando en diversificarme para ocupar otros nichos.

Actualmente, mirando hacia atrás, me doy cuenta de que cada uno de los obstáculos y fracasos de mi pasado me llevaron a donde hoy me encuentro. ¿Qué hubiera pasado si me hubiera dado por vencido después de fracasar con mi primer negocio; o peor, si simplemente hubiera permanecido trabajando en la empresa de TV y Telefonía?

Sé que muchos ya lo han escuchado o leído en internet, pero la clave es no darse por vencido; y sobre todo, saber aprovechar las oportunidades que se nos presentan.

Sí, puede ser que el éxito no se encuentre a la vuelta de la esquina, que tengan que pasar algunos años. Pero si eres perseverante e inteligente, seguro que podrás lograrlo.

Te lo dice alguien que hace menos de 10 años aún estaba vendiendo frutas y vegetales en el mercado de su pueblo.
 

RaionLee

Activo
Motivador me gustaría conocer los negocios de Amazon apenas y conozco adsense con unos ingresos que no superan el dolar por día
 
Arriba